Si estás buscando la alternativa más apropiada para tu hijo/a adolescente, InvisalignTeen es súper eficaz para guiar la erupción de los dientes definitivos, así como si se trata de resolver otras anormalidades. 

El primer paso antes de empezar el tratamiento es preparar un plan personalizado en función del tipo de problema que exista. Para ello, el especialista realiza unas impresiones en 3D de tus dientes con un escáner; sus imágenes permiten anticipar cómo será tu sonrisa cuando acabe el tratamiento gracias a contar con un software propio denominado ClinCheck. Los resultados del escáner proporcionan los datos suficientes para que el laboratorio diseñe los alineadores a tu medida.


 

¿Cuáles son los pasos para seguir un tratamiento con Invisalign?

 

Lo primero que tenemos que llevar a cabo en este proceso es un diagnóstico. Para ello debemos realizar una visita con nuestra especialista en ortodoncia la Dra. Gross que informará sobre los pasos a seguir y cuáles son las posibilidades con las que contamos. 


 

En segundo lugar, el dentista tiene que tomar una muestra de tu dentadura para poder realizar la férula. En este caso, gracias a la tecnología con la que contamos en la Clínica Dental Caballero de Rodas, tenemos métodos mucho más novedosos como los escáneres en orales, las fotografías intraorales o las radiografías tridimensionales. 


 

¿Cuáles son los beneficios de Invisalign?

 

Estética

La mayoría de las personas que eligen Invisalign frente a otras alternativas, visibles e invisibles, lo hacen por el tema de la estética.

 

Comodidad

Cualquier tipo de bracket suele causar algunas molestias por heriditas o llagas en lengua, mejillas o labio. A diferencia de la alienación transparente que es indoloro aunque  posiblemente sientas un poco de presión durante las primeras horas tras cambiar un alineador.

 

Higiene y salud

Aquí es donde Invisalign presenta una de sus mayores ventajas y, es que, al quitarse para comer y beber, puede ser lavado con agua y jabón. Tras comer, simplemente tendrás que cepillarte los dientes antes de colocarte los alineadores. Puedes comer de todo: duro, blando, pastoso…Por otro lado, se reduce al mínimo el riesgo de sufrir caries y de verse afectadas las encías, así como el desgaste dental típico de los brackets estéticos de cerámica

¿Te gusta este artículo? Compártelo

Deja tu comentario