El mejor modo de prevenir los problemas bucales como caries, halitosis, sarro, gingivitis o periodontitis es con una buena higiene bucodental y las visitas periódicas al dentista. También es importante realizar un control sobre la ingesta de aquellos alimentos ricos en azúcar o con alto potencial cariogénico.


 

El cepillado


 


 

La limpieza con hilo dental


 

Se recomienda también limpiar el espacio entre los dientes, al menos una vez al día, usando una parte distinta de la seda para cada espacio.


 

El enjuague


 

¿Te gusta este artículo? Compártelo

Deja tu comentario